Fedaeps  

Cambio civilizatorio

Economía Crítica

Alternativas

Resistencias

Diversidades

Feminismo

Nosotras
25-02-2010

Ecuador: territorio de paz, país soberano

Comentario del libro “El águila despliega sus alas de nuevo: Un continente bajo amenaza”
María Augusta Calle

Comentario de María Augusta Calle, asambleista ecuatoriana, sobre el libro “El águila despliega sus alas de nuevo. Un continente bajo amenaza” de Ana Esther Ceceña, durante el lanzamiento del mismo en el marco de la Feria de Libro de Quito, evento realizado en el mes de noviembre del 2009.

Parte I

Parte II

Resumen del comentario:

María Augusta Calle (MAC), asambleísta y asesora de movimientos sociales, nos comparte sus impresiones de la lectura del libro de Ana Esther Ceceña: “El águila despliega sus alas de nuevo. Un continente bajo amenaza”.

Su lectura no le fue fácil. Resultó algo complicada porque en cada dato, en cada párrafo o capítulo que iba leyendo se distraía, le era inevitable que vuele su pensamiento y asocie los textos con imágenes, con situaciones, con hechos que le había tocado vivir.

Para MAC, la “estrategia de dominación del espectro completo”, como se llama esta estrategia hegemónica contenida en el documento Joint Vision 2010 y la posterior publicación de Joint Vision 2020 que nos describe y analiza el libro de Ana Esther (AE) y los otros compañeros, no pasó desapercibida en nuestro país.

Ya había voces que alertaban planes de guerra en nuestra región. Con la entrega de la base de Manta y el Plan Colombia, supuestamente diseñados para combatir a la insurgencia y al narcotráfico, pero que en realidad era una estrategia con el objetivo de apropiarse de los recursos naturales, según MAC, especialmente del agua que existe en la cuenca amazónica que nos une a Colombia y a Ecuador. Esas voces adquirieron sustento con los documentos de Joint Vision 2010 y 2020. La estrategia de dominación que ahí se trazaba supone despliegues militares, económicos, mediáticos y hasta culturales.

MAC nos regresa al año 2005, en medio del más profundo pozo de indignidad y vergüenza en que se puede someter a un pueblo, nos trae a la memoria el caso de los hundimientos de los barcos de pescadores ecuatorianos por parte de los militares de los EU. Es así que todas las personas que de alguna manera, en ese año, estuvieron involucradas en la denuncia de este caso, ahora son acusadas de ser parte de las FARC, ¿no sé si sea casualidad? se pregunta MAC.

En ese mismo año ya era evidente el hecho que los servicios de inteligencia de Ecuador eran conformados, organizados, controlados y financiados desde la propia embajada americana.

Para MAC, el despliegue de las alas del águila en nuestro país deja de ser confortable hacia el 2005, se incrementa la molestia en el 2006 y se vuelve francamente incómoda en el 2007 con la instauración de la Asamblea Constituyente. Allí en la Constituyente la “soberanía” deja de ser un vocablo gastado y se convierte en uno de los ejes centrales de la construcción del pacto social autoimpuesto por los ecuatorianos que fue la Constitución.

Y aquí vuelve otra imagen a la memoria de MAC, es el 18 de diciembre del 2007 en Montecristi, cuando varios personajes, entre ellos el jefe de inteligencia del ejercito, quien le dice que desista de su empeño de impedir que existan bases militares extranjeras en el Ecuador de una manera amenazante. La respuesta la tuvieron el 29 de febrero del 2008 cuando MAC entrega en la secretaria de la Asamblea Nacional los primeros 5 artículos que se iban a discutir en la Constituyente. En el quinto decía que el Ecuador es un territorio de paz y que no se permite la presencia de tropas extranjeras ni instalaciones militares extranjeras en nuestro territorio. Pero la contra respuesta a este desacato no se hizo esperar. Cinco minutos más tarde se bombardeaba Angostura. ¿casualidad? Y MAC vuelve a “la dominación del espectro completo”, que supone ocupar todos los espacios, todas las dimensiones de la vida, todos los lugares, supone no dejar un solo resquicio donde atacar, sobrepasa lo militar. Y, a manera de ejemplo, menciona el tema de inseguridad, que se estaba elevando a categoría política el tema de la delincuencia común. De la proliferación de las marchas blancas en toda América Latina. No era casualidad.

Y MAC continúa recordándonos. En el caso del Ecuador, vemos como poco a poco desde una derecha inorgánica, desde una oposición que no tiene líder, desde una masa informe de gente que no sabe que gritar y a quien gritar pero que sin embargo tiene organización y dinero. No dejan un resquicio, es como construyen imaginarios, de que manera abren frentes, movilizan a la población bajo cualquier pretexto: la seguridad, la educación, el agua, cualquier cosa. Y se han introducido como el agua en todas las organizaciones y han empezado a captar la mente, la voluntad política de dirigentes maravillosos que se pierden en lo inmediato.

Y nos advierte que si quisiéramos leer en grande, si quisiéramos ver el horizonte y viéramos que esta estrategia lo que trata es de minar la construcción de un país soberano. Y que abortar a este gobierno, no es abortar el mandato de Correa, es abortar el momento histórico que lo hemos construido desde la dignidad de este pueblo. Este aborto es una necesidad imprescindible para que el águila vuelva a desplegar sus alas confortablemente. Para MAC, este libro le suscitó la reflexión, que le obligó a alzar la vista y ver el horizonte, que le obligó a pensar y a repensar cada paso, cada palabra.

Y entre todo este escenario se pregunta: ¿será la hora de ver esta estrategia de forma impasible? O ¿será la hora de aunar voces en defensa de la vida? Y le trae a la memoria la experiencia ecuatoriana que nos dice que es posible imponer la paz e imponer la vida. Para MAC es la hora de la reflexión, es la hora de la profundidad, es la hora en que los que verdaderamente amamos a este suelo a la libertad, es la hora de los que creemos que la soberanía es un requisito indispensable para construir cualquier país.

El trabajo de AE y su equipo es un aporte invalorable en este momento para nuestra historia, no la del Ecuador, la de nuestra América Latina, libre y soberana.


Twitter Facebook RSS Youtube
Artículos relacionados

En primer lugar, resulta imperioso, imprescindible
Toda América Latina está ahora en movimiento. (...)
Alfredo Stroessner fue recibido el 4 de mayo (...)
Por todos y todas es conocida la complejidad (...)
Con profunda preocupación vemos cómo una vez (...)
Ayotzinapa es hoy un emblema, por cierto (...)
Es asombroso como 23 años después de la caída (...)
Fedaeps - Fundación de Estudios, Acción y Participación Social
Av. 12 de Octubre N18-24, oficina 203, Quito, Ecuador • (593 2) 255 9999 • info@fedaeps.org