Fedaeps  

Cambio civilizatorio

Economía Crítica

Alternativas

Resistencias

Diversidades

Feminismo

Nosotras
27-01-2010

Video

Plurinacionalidad y Buen Vivir

Boaventura de Souza Santos

Ponencia de Boaventura de Sousa Santos en el panel: Soberanía e Integración Latinoamericana del Foro Internacional Los nuevos retos de América Latina: Socialismo y el Sumak Kawsay, 18 y 19 de enero de 2010, Quito, Ecuador. Evento organizado por el Ministerio de Coordinación de la Política del Ecuador, la Secretaría de Planificación y Desarrollo -SENPLADES-, y el Instituto de Altos Estudios Nacionales -IAEN-.

Parte I


Ponencia de Boaventura de Souza primera parte by fedaeps

Parte II


Ponencia de Boaventura de Sousa segunda parte by fedaeps

Resumen de la ponencia:

América Latina es el continente más adelantado en la lucha antiimperialista en el mundo. Dos aspectos, desde mi punto de vista, caracterizan actualmente al continente americano. Uno, es la combinación de las luchas ofensivas y luchas defensivas. Ambas son luchas de cambio transformador de estructuras de la sociedad. En las luchas defensivas se defiende lo conquistado y se intenta liquidarlo a través de mecanismos jurídicos. Un ejemplo es la criminalización de la lucha social, como el caso del Movemento Sem Terra (Movimiento Sin Tierra) en Brasil, donde a través de la ley se pretende eliminar los subsidios a este movimiento. En la misma línea, José Mariátegui decía que la democracia liberal en Europa tenía dos enemigos: la democracia representativa y el fascismo. En América Latina la democracia, a la vez que está siendo radicalizada por las fuerzas sociales, también es utilizada por la derecha, como es el caso de la demanda de autonomía de los pueblos en Bolivia apropiada como discurso por la oligarquía para frenar los avances y conquistas sociales.

El segundo aspecto es el debate civilizatorio puesto en marcha en el continente. Debate que viene desde la conquista y que, sin embargo, por la lucha indígena, plantea una nueva manera de entender el desarrollo desde un diálogo entre culturas. Esto se plantea en las constituciones de Ecuador y Bolivia y son, por ello, orgullo de estos países. Es un momento de transición para poner fin al racismo, al capitalismo. Allí el debate de que la plurinacionalidad refuerza el concepto de nación. No hay conflicto entre estos conceptos. El concepto de nación étnica cultural no se contrapone al concepto clásico de nacionalidad. Ya que este concepto tiene raíces en la identidad de los pueblos. Los pueblos luchan por la autodeterminación no por la independencia. Los indígenas son muy nacionalistas, ello refuerza la idea de una nacionalidad más fuerte hecha por la diversidad. Esta es la gran novedad de Ecuador al mundo, la Revolución Ciudadana no es revolución liberal. Es una revolución que a través de la plurinacionalidad refuerza la soberanía del país. Un nacionalismo plurinacional.

El elemento clave en esta construcción es la participación. Hay diversas formas de participación que deben adecuarse a la forma de ser de los pueblos siempre en el marco de la nueva Constitución.

Capitalismo a socialismo; de colonialismo a autodeterminación. Hay diferentes formas democráticas que a su vez enriquecen la democracia representativa: participativa y comunitaria. La presencia de los pueblos indígenas no se puede medir por los indicadores de la representación. Por ello son aún más valiosos. El segundo argumento es que está a punto de cumplirse Ecuador como la primera potencia ambiental del mundo. De allí que el problema del Yasuní es un gran problema en este momento. Me conmoví cuando el presidente dijo que el proyecto del Yasuní iba adelante. Por ello no puede haber un conflicto verbal entre gente que comparte le antiimperialismo sino crear condiciones para la unidad. Los líderes indígenas desean a la propiedad del suelo, no de los recursos del subsuelo. La autonomía no es para echar el Estado sino para crear en esas regiones el Estado que no existía. La autonomía es la forma de crear el Estado para adentro. Por ello el Yasuní es un proyecto bueno para el país y para los indígenas. Los derechos de la Pacha Mamá no son un tema solamente indígena, sino un tema de todos.

La Constitución de Bolivia abre la puerta al constitucionalismo transformador. Por ello estamos a punto de crear un nueva visión. El ALBA, UNASUR, son muestras de ello. Para los Estados Unidos, los territorios indígenas son asunto de seguridad nacional. Por ello no se puede desacreditar a su dirigencia ya que son el fruto de años de lucha, aún a costa de vidas humanas.

La integración no puede ser solamente entre estados. La integración se da entre movimientos sociales. La Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas. Las articulaciones regionales como la de los pueblos amazónicos COICA.

Esta es una década de avances enormes. El imperialismo está mucho más atento ahora. Enfrentamos un imperialismo más activo. El caso de Honduras no fue sino la expresión de intereses estratégicos. Venezuela es uno de los puntos en la mira.

No basta criticar la teoría. Hay que crear otras. Se necesitan teorías de retaguardia para acompañar al movimiento social. Mucha gente habla de Sumak Kausay pero lo combina con extractivismo. Hay que ver cómo crear un futuro y rescatar el pasado para recuperar un futuro más.

Cuando se habla de socialismo y Buen Vivir, hablamos de algo nuevo que está surgiendo. Ecuador ha enriquecido al mundo con estos criterios.


Fedaeps - Fundación de Estudios, Acción y Participación Social
Av. 12 de Octubre N18-24, oficina 203, Quito, Ecuador • (593 2) 255 9999 • info@fedaeps.org