Fedaeps  

Cambio civilizatorio

Economía Crítica

Alternativas

Resistencias

Diversidades

Feminismo

Nosotras
10-03-2016

8 de marzo

Celebremos el Día Internacional de las Mujeres

Magdalena León T.

Las nociones de festejo y celebración se han confundido a propósito del Día Internacional de las Mujeres. Conmemoración afectada desde ya hace años por una banalización de mercado, alcanza más y más difusión en medio de distorsiones nuevas e inesperadas, que nos alejan del origen, la trayectoria y las expresiones actuales de las luchas de las mujeres del mundo. Sea desde organizaciones feministas, desde otros variados colectivos, o desde diferentes quehaceres más individuales, son luchas que reivindican derechos, justicia e igualdad; que han construido estrategias para sostener la vida en el día a día al tiempo que proyectan un mundo diferente para todas y todos.

Hemos escuchado repetir que no debería existir un ‘día de la mujer’, como tampoco ‘del niño’, ‘del amor’, ubicando esta celebración histórica y contemporánea junto a las que el mercado ha inventado para ampliar sus negocios, y afirmando que todos los días deberían ser propicios para reconocer a mujeres, niños y demás. ¿Sería admisible eliminar las celebraciones patrias, que se remiten a gestas históricas, porque todos los días debemos recordar a los héroes, o bien, para el mundo de los católicos, eliminar las navidades porque todos los días son de Jesús? No caben confusiones; hay celebraciones y ritos que nos van definiendo como sociedades, que sostienen la memoria histórica y marcan horizontes.

Según otra de las pautas del mercado, se muestra la situación de las mujeres enfatizando en los datos relevados por y para las empresas, con una noción de integración a la economía que toma como modelo y como meta el mercado capitalista, objetivo ‘de género’ hoy por hoy cobijado por el mismo FMI. Como no estamos en el mundo empresarial a la par que los hombres, habría poco que celebrar, se dice.

Así, parecería que debemos encontrar, a estas alturas, justificativos para esta conmemoración, y disputar al mercado, al reino de los negocios en contante y sonante y a sus matrices ideológicas, esta fecha tan sustantiva en el devenir del mundo. El Día Internacional de las Mujeres es quizá el de mayor contenido de lucha por transformar la humanidad. Atañe directamente nada menos que a la mitad de la población, pero implica a la vida toda en todas expresiones y relaciones, que son a la vez sostenidas e interpeladas desde los esfuerzos de las mujeres.

Ya remitirnos al pensamiento y acción de las feministas socialistas que a comienzos del siglo XX lograron que se reconociera el día internacional de la ‘mujer trabajadora’, en conexión con luchas sufragistas y jornadas heroicas de obreras en Chicago y Nueva York, sería suficiente plataforma de celebración.

Pero hay mucho que celebrar en los aportes materiales y simbólicos de las mujeres, de todos los orígenes, a sostener la vida, a preservar culturas, sistemas productivos, ecosistemas. Mucho también que celebrar en cuanto a logros de las luchas incansables para ir alcanzando derechos que sólo hasta hace pocas décadas eran parcial o totalmente denegados, para reformular las nociones de democracia, libertad, justicia, en términos que alcancen a cobijar a la humanidad toda en sus diversidades, a la vida en todas sus expresiones. En lo que ellas han preservado y construido y está clave del futuro, no en la mercantilización de la vida, que fueron las primeras en denunciar.

Mucho que celebrar y también mucho que denunciar, que hacer visible. Las desigualdades de superación imposible si el parámetro son los indicadores que muestran el estatus masculino como la medida y la meta. La erosión de prácticas y relaciones socioeconómicas ligadas a la subsistencia protagonizadas por mujeres a pesar de sus condiciones de desventaja. Las viejas y sobretodo las nuevas formas de machismo y violencia, producidas en medio del dominio neoliberal que, incluso, se da el lujo de proveer análisis y ‘salidas’, que apuntan contra lo público y el bien común glorificando el mercado, sus espacios y antivalores.


Twitter Facebook RSS Youtube
Artículos relacionados

Entre el 31 de agosto y el 2 de septiembre, (...)
Si no puede ver el controlador de audio (...)
Si no puede ver el controlador de audio (...)
Activistas feministas de la Marcha Mundial de (...)
Compartimos un resumen de los aportes de las (...)
Si no puede ver el controlador de audio (...)
Hugo Chávez tiene una sensibilidad especial (...)
Fedaeps - Fundación de Estudios, Acción y Participación Social
Av. 12 de Octubre N18-24, oficina 203, Quito, Ecuador • (593 2) 255 9999 • info@fedaeps.org