Fedaeps  

Cambio civilizatorio

Economía Crítica

Alternativas

Resistencias

Diversidades

Feminismo

Nosotras
31-05-2011

El singular revoltijo de la oposición

Irene León

Luego de una nutrida campaña de desinformación, en la que coincidieron monopolios mediático- financieros, partidos de derecha, sectores auto denominados de ‘izquierda radical’, dueños de casinos, acaudalados ilícitamente enriquecidos, matadores de toros, y otros, los defensores del No, que perdieron en la reciente consulta popular [1]Así, si este variopinto colectivo se afanó, en el pasado reciente, en cualificar su ‘No’ en la consulta aderezándolo de adjetivos –bueno, valiente, sin miedo, etc.- en el intento de marcar matices entre sus posturas, luego del triunfo del SI las coincidencias en discursos, actos y argumentos son tantas, que los adjetivos van cayendo por su propio peso.

Durante la campaña previa a la consulta, sorprendía aún ver a sindicalistas de ‘izquierda’ movilizarse por el ‘No’ a la obligatoriedad del seguro social para todas y todos los trabajadores –pregunta 10 del decálogo consultado [2]
- ; consternaba oír a voceros de ‘movimientos sociales’ promover el ‘No’ a la sanción del enriquecimiento ilícito, aduciendo que esto implicaría la confiscación de la propiedad privada; impresionaba escuchar a conocidos intelectuales de ‘izquierda’ sustentar el ‘No’ a la reforma del descompuesto sistema judicial, alegando que no se puede ‘meter mano a la justicia’ y sostener, igualmente, que la regulación de la colusión entre capitales bancarios y mediáticos es un atentado a la ‘libertad de expresión’.

Claro que estos argumentos, y otros del mismo talante, fueron originariamente posicionados por la derecha, que hizo además derroche de falsedades para lograrlo. Eran tema de todos los días anacronismos tales como: niños y niñas ya no podrían jugar sí, con el triunfo del SI, se regularan los negocios de juegos de azar; que subiría el precio del aceite comestible al doble; que se perderían miles de empleos supuestamente generados por casinos y espectáculos taurinos... Pero si no sorprenden ya estos procedimientos de la derecha, no dejó casi a nadie indiferente la colusión discursiva entre ésta y algunos de los llamados ‘sectores de izquierda’.

Ahora que triunfó el SI, ese variopinto colectivo vuelve a coincidir, al revelar que su ‘No’ apunta directamente a asfixiar el proceso de cambio emprendido en los últimos cuatro años; que no importan los contenidos, dicen, sólo importa evitar que el gobierno de la Revolución Ciudadana tenga más poder. Es ese el leitmotiv para haber sitiado el Consejo Nacional Electoral –CNE-, sabotear el conteo de votos e impedir, a toda costa, la legitimación del triunfo del SI. En Quito, por ejemplo, todos los días surge una novedad escandalosa: el lunes una alerta de bomba en el CNE; el martes una disputa sobre el local en el que se realiza el conteo de votos; el miércoles un reclamo para que el conteo –que es en general un asunto técnico y con reglas definidas con antelación- se haga con la presencia de todos los partidos políticos, y así sucesivamente.

Mientras tanto, en los medios de comunicación -parte activa y fundamental de la campaña por el No, en defensa de la ‘libertad de empresa’ y de una ‘libertad de expresión’ que resulta opuesta a los derechos a la comunicación [3]
- desfilan, uno tras otro, voceros y voceras del variopinto colectivo de oposición, que perdieron en la consulta pero exigen que el liderazgo de la Revolución Ciudadana y sus defensoras/es, acepten sus tesis ‘con humildad’ y lean, a través de sus ojos, los resultados, lo que incluye la sobrevaloración de la eventual ventaja del No en algunas provincias amazónicas y de la Sierra central.

No se puede pasar por alto que la ventaja parcial del No en esos casos resultaría, como señala el vocero de la Coordinadora de Movimientos Sociales, Rodrigo Collahuazo, de “la campaña sucia desplegada por la oposición, pues mientras ellos decían a indígenas y campesinos/as que si ganaba el Sí, se les iba a quitar sus borreguitos y hasta sus hijos, nosotros –los movimientos sociales- hicimos un debate de contenidos”. [4]En otras palabras, mientras unos manipulaban al electorado, los movimientos sociales apuntaban a la dilucidación política.

Por eso mismo, el frente denominado Movimientos Sociales por el Sí y el Buen Vivir, que aglutina a importantes organizaciones sociales, tales como la ya mencionada Coordinadora de Movimientos Sociales’, a las más significativas organizaciones del campo, a organizaciones feministas o de mujeres como Mujeres por la Vida, entre otras, han hecho un llamado a la movilización social para demandar celeridad en el trabajo del Consejo Nacional Electoral y la proclamación inaplazable de los resultados.

María Quishpe, dirigente de la organización Mujeres por la Vida, sostiene que su defensa del Sí resultante de la consulta, es coherente con su compromiso histórico de raigambre urbano popular, y su defensa de los derechos de las mujeres, “…especialmente de las trabajadoras domésticas, que son las más afectadas por las carencias de seguridad social y las condiciones de trabajo [5], como también lo son las que trabajan en plantaciones floricultoras. Muchas han trabajado 15 y hasta 20 años y no tienen ningún seguro y, cuando llegan a ser adultas mayores, no cuentan con una jubilación y cesantía, fruto de su esfuerzo”, dice.

Asimismo, Raúl Ocaña, dirigente de la Cámara de Economía Solidaria, a la vez que aboga por una intensificación de la integración del pueblo en las distintas instancias de la Revolución Ciudadana, afirma que el momento actual es uno en el que el pueblo y los movimientos sociales están llamados a pasar de “ser beneficiarios a ser protagonistas”, para construir y continuar impulsando la profundización de la revolución agraria, del sistema económico social y solidario, y otros elementos indispensables para la construcción del Buen Vivir.

En fin, al término del cuarto día de conteo de votos, el Sí se posiciona como ganador en las 10 preguntas. Se ha escrutado el 68,82% de sufragios, se estima que al concluir el escrutinio faltante, que corresponde a las provincias de mayor densidad poblacional, esta tendencia se confirmará y, como señala el mencionado dirigente Collahuazo, “El pueblo ya se pronunció, lo hizo con madurez y hay que respetar la voluntad popular; posicionar el proyecto nacional por encima de emergentes planteos secesionistas, e impulsar el proceso de reestructuración de la justicia” [6] y demás transformaciones pendientes, con el pueblo y desde el pueblo.

Notas

[1] Convocada por el gobierno para procurar el pronunciamiento popular en 10 planteos relativos a transformaciones institucionales y éticas. 5 relacionadas con la Constitución y 5 con la construcción de la sociedad del ‘Buen Vivir’

[2] 1y 2: caducidad de la prisión preventiva; 3: regulación de colusión entre sistema financiero privado y el ámbito comunicacional; 4 y 5: reorganización de la Función Judicial; 6: penalización del enriquecimiento ilícito; 7: regulación de negocios de juegos de azar, casinos y relacionados; 8: erradicación de la tortura y asesinato de animales en espectáculos públicos; 9: regulación de mensajes de violencia, discriminación o explícitamente sexuales en los medios de comunicación; 10: tipificar como delito la no afiliación a la seguridad social de trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia.

[3] “Los diarios no escatimaron recursos de estilo como uso de adjetivos, titulares, reforzamiento de nociones negativas, caricaturas, que junto a una escasa contrastación de fuentes y difusión de editoriales negativos, mostraron claramente su posición en la contienda.” , Observación de las noticias sobre la consulta – referendum, en Deslindes: las fronteras de la prensa escrita, Boletín de Coyuntura, N4, IAEN, 16 al 30 de abril, Ecuador

[4] Noticiero Gente al Día, Ecuador TV, entrevista, 12 de mayo de 2011

[5] En el proceso de la Revolución Ciudadana se elevó el salario básico de estas trabajadoras de $ 70 en 2007 a $ 240 en 2009, y a $ 264 en 2011, proyectado con una tasa de inflación del 3,7%, productividad del 1,5% y equidad del 4,8%. Además deben recibir los sobresueldos (decimotercero y decimocuarto), pago de horas extras si trabajan más de ocho horas diarias, fondos de reserva y vacaciones de 15 días anuales y, después del quinto año, un día adicional. http://www.elciudadano.gov.ec/index...

[6] Idem 4


Twitter Facebook RSS Youtube
Artículos relacionados

Buenos Aires, 30 de setiembre de 2010 Al (...)
Condenamos el intento de golpe de estado en (...)

Confederación Sindical Única de Trabajadores (...)
Dossier multimedia de los sucesos del 30 de (...)
El 30 de septiembre de 2010, Ecuador vivió una (...)
FEDAEPS tras rechazar enérgicamente los (...)
Fedaeps - Fundación de Estudios, Acción y Participación Social
Av. 12 de Octubre N18-24, oficina 203, Quito, Ecuador • (593 2) 255 9999 • info@fedaeps.org